Tratamiento de atrofia vaginal y síndrome genitourinario de la menopausia (SGM)

La disminución de estrógenos en la menopausia natural o quirúrgica (extirpación de ovarios), causa atrofia (resequedad) vaginal, pero cuando se integran ésta, síntomas de los cambios en vulva e incontinencia urinaria de esfuerzo se le denomina síndrome genitourinario de la menopausia (SGM). La esperanza de vida de la mujer en México es de 78 años y la edad media de la menopausia es 50 años, por tanto, muchas de ellas vivirán un 35% de sus vidas afectadas por el SGM, lo que puede ocasionar:

1. El tejido vaginal se haga más delgado, seco y menos elástico, incluso pueda desgarrarse y sangrar
2. Disminuya la lubricación vaginal
3. Infecciones vaginales recurrentes
4. Molestia o dolor al orinar y aumente el riesgo de infecciones de vías urinarias
5. Las mujeres con quimioterapia o radiación pélvica pueden tener un daño adicional en la vagina
6. Algunos fármacos que toman mujeres con cáncer mamario causan niveles extremadamente bajos de estrógenos causando síntomas severos de resequedad vaginal y lubricación
7. Dolor en el coito por lo que tienen menos frecuencia en su vida sexual teniendo como resultado una afectación de la relación en pareja y la calidad de vida; las relaciones sexuales no son placenteras incluso imposibles

En CREI tenemos la mejor tecnología láser con certificación COFEPRIS, FDA y CE para solucionar este grave problema SIN DOLOR estimulando la mucosa vaginal y vulvar con una longitud de onda selectiva para que ésta produzca lubricación, en sesiones de 15 minutos únicamente teniendo resultados inmediatos desde la primera sesión y solo se requieren de 3 a 5 sesiones según la sintomatología de cada paciente.