Sófocles 133B, Int. 10,Polanco II Secc, 11550



CLÍNICA DE REJUVENECIMIENTO Y ESTÉTICA ÍNTIMA

Somos la única Clínica de Rejuvenecimiento y Estética Íntima en México, contamos con el mejor equipo en tecnología y ciencia desarrollado con todas las certificaciones internacionales: FDA, CE y COFEPRIS para el tratamiento y manejo de múltiples situaciones estéticas y médicas de la zona genital. Nuestro objetivo es brindar la oportunidad de vivir en libertad a todas las mujeres que desean olvidarse de la incontinencia urinaria de esfuerzo, atrofia vaginal y síndrome genitourinario de la menopausia. Y también ayudar a mujeres y hombres que desean mejorar el aspecto estético de sus genitales con la mejor tecnología no Invasiva, sin dolor y con recuperación inmediata.




LO QUE HACEMOS






Incontinencia Urinaria de esfuerzo (IUE)

Yo CREÍ que no había solución y tenía que acostumbrarme a vivir así



Tensado o Lifting Vaginal
y vulvar

Yo CREÍ y me encantó



Preventivo menores de 30 años

Yo CREÍ que solo sería joven una vez, pero esto me permite prolongar mi vitalidad íntima



Aumento de volumen de labios mayores con ácido hialurónico

Yo CREÍ que solamente podría amentar el volumen de los labios de mi boca



Despigmentación MUJERES: vulva, región perianal y entrepierna

Yo CREÍ que no tenía remedio



Despigmentación HOMBRES: pene, escroto, región perianal y entrepierna

Yo CREÍ que lo había visto todo





Tratamiento de atrofia vaginal y síndrome genitourinario de la menopausia (SGM)

Yo CREÍ que cada año iba a ser peor, y que tenía que aprender a vivir con dolor



Bio estimulación cutánea con Plasma Rico en Plaquetas (PRP)

Wow! Yo CREÍ que el PRP solo se aplicaba en la cara



ve una nueva realidad


TESTIMONIOS

Lo que nuestros clientes dicen



El Procedimiento fue rápido y sin dolor. Ya no tengo temor de toser y tener alguna fuga por incontinencia. Las relaciones sexuales han sido más placenteras para mi y para mi pareja, hasta el día de hoy sigo sin presentar ruidos o aire a causa de la flacidez. Sin duda volvería a hacerme este tratamiento, mi zona íntima también requiere atención, es algo así como un regalo para ELLA!


Talia Orozco 34 años - PACIENTE

Me sorprendí lo rápido que es el procedimiento, sin requerir anestesia y que no me haya dolido nada (yo soy muy miedosa). Pero más me sorprendí porque yo iba a realizarme el tratamiento de rejuvenecimiento vaginal y prevención de IUE, y terminé dándome cuenta que no era prevención, que si tenía incontinencia urinaria de esfuerzo, porque después del procedimiento ya no tuve goteo de orina al reírme ( pensé que era normal)

Ana Castañeda 49 años - PACIENTE

Estoy feliz porque tuve un evento vascular cerebral y derivado de eso inicié con incontinencia urinaria, la Dra me comentó que éste tipo de incontinencia CREÍ no la solucionaba, sin embargo a la exploración se dió cuenta que tenía falcidez del piso pélvico, y decidí arriesgarme a hacerme el tratamiento, hoy estoy libre de IUE, me siento libre realmente.


Ruth Valencia 56 años - PACIENTE

Cuando era adolescente me caí de un caballo y tuve un desgarro en labio menor derecho, no me gustaba como se veía, posteriormente tuve 2 partos y me realizaron episiotomia, el aspecto de mis labios había empeorado, acudí a CREÍ a realizarme el tratamiento de rejuvenecimiento vaginal y vulvar, mis labios mayores y menores mejoraron significativamente su apariencia, ya no me da pena que me los vea mi pareja. Me siento muy bien. Gracias.

Alma Jauregui 48 años - PACIENTE

Considero ser muy joven para vivir con incontinencia urinaria y flacidez vaginal originadas por únicamente 2 partos previos, ya que éstas aparecieron después de mi segundo bebé. Definitivamente no me sentía bien. Decidí hacerme el procedimiento a escondidas de mi esposo, pero se terminó dando cuenta porque me dijo que en la intimidad le gustaba mucho más, le conté la verdad y le encantó que lo hiciera. Él y yo la pasamos muy bien ahora.


Sharon Terrones 32 años - PACIENTE

Siempre he sido muy enfermiza, ya tenía IUE y cuando llegué a la menopausia sentí las molestias más fuertes de toda mi vida, y la resequedad vaginal cada vez empeoraba, acudí a CREÍ a realizarme el tratamiento para síndrome genitourinario de la menopausia, y de verdad el solo hecho de quitarme los síntomas en la zona íntima cambiaron mi estado de ánimo por completo, además de que ya no me han dado infecciones vaginales y de vías urinarias. De las mejores inversiones de mi vida

María Figueredo 57 años - PACIENTE



C O M P A R T E  TU
E X P E R I E N C I A








CONTÁCTANOS

Mándanos un mensaje y a la brevedad estaremos en contacto contigo.